La transición de la universidad al mundo laboral

Luciana Brignolio

Luciana Brignolio

Me llamo Luciana, soy traductora de inglés y, en esta oportunidad, quiero hacer un pequeño aporte sobre un tema que nos atañe a los traductores al comienzo de nuestra carrera profesional. Cuando egresamos de la universidad, nos encontramos con un montón de incógnitas. Si bien contamos con muchas herramientas que incorporamos en nuestro trayecto educativo, es momento de comenzar a adquirir otras que son necesarias para la vida laboral. Quizás parezca sencillo al leerlo, pero en la práctica, puede ser bastante abrumador.

Llega el momento de buscar trabajo y, en muchos casos, nos asustamos porque no tenemos tanta experiencia que podamos volcar en el currículum. Es totalmente normal y nos ha ocurrido a la mayoría. La clave está en ser astutos y resaltar aquellas cualidades que creemos que nos diferencian de los demás. Podemos hacer hincapié en los cursos que hemos hecho e incluir nuestras experiencias como traductores voluntarios, si es que las tenemos. Además, es aconsejable acompañar el currículum con un buen correo electrónico de presentación diseñado especialmente para la empresa a la que nos estamos postulando. La actitud lo es todo. Cuando uno se muestra dispuesto a trabajar, las oportunidades empiezan a llegar.

Como profesionales, es nuestra responsabilidad encargarnos de llenar los vacíos que dejó la universidad. Por ejemplo, podemos tener un nivel excelente en la segunda lengua, pero, aun así, cometer errores en español; o bien, es probable que no sepamos utilizar las herramientas de traducción asistidas por computadora que más se emplean en la industria o que solo tengamos conocimientos básicos de informática. Por lo tanto, es muy importante que seamos conscientes de qué cuestiones tenemos que reforzar y que nos ocupemos de ellas. En la actualidad, hay una gran variedad de recursos en línea, tanto gratuitos como pagos, que podemos aprovechar para seguir formándonos, como tutoriales, cursos y seminarios web.

Otro tema que suele abrumar a los traductores noveles es la especialización. Si bien tenemos la opción de ser traductores generalistas, los más experimentados nos recomiendan optar por un área de especialización. El problema es que, cuando recién nos graduamos, es posible que no sepamos cuál es el área que más nos gusta. En mi opinión, no es una buena idea comenzar una carrera de posgrado cuando no tenemos la certeza de cuál es el campo que más nos atrae, ya que suelen ser costosas y demandantes. No hay que impacientarse. Como muchos dicen, la especialización nos encuentra. Y esto puede ocurrir en diferentes momentos de la carrera profesional. Es probable que nos inclinemos por un campo de especialidad porque hemos adquirido experiencia en él en un trabajo previo, o después de participar en varios proyectos de traducción relacionados con ese campo, o luego de realizar varios cursos sobre el tema, o simplemente porque nos apasiona.

Otra cuestión relevante sobre el sector de la traducción que tal vez, para algunos, no está muy clara al momento de la graduación es que podemos ejercer nuestra profesión como autónomos (freelancers) o conseguir un puesto de trabajo en relación de dependencia (in-house). Por lo general, los puestos in-house no abundan y la mayoría de los traductores terminamos trabajando de forma independiente. Este es mi caso y debo decir que me encanta. Si bien tiene sus ventajas y desventajas, disfruto de poder manejar mis propios horarios y de tener la posibilidad de trabajar desde cualquier lugar, siempre que tenga mi computadora y una buena conexión a internet.

Hay un mundo de oportunidades disponibles para nosotros, los traductores. Aunque dar el paso de la universidad al mundo laboral puede resultar agobiante e incierto, es un gran desafío y una experiencia sumamente enriquecedora. Todo depende de nuestra actitud. Mi consejo: ocuparnos en vez de preocuparnos.

1 comentario

  • Irene Graffi dice:

    Felicitaciones Luciana por tan excelente analisis¡! Denota muy buena formacion ..no sólo académica sino en valores fundamentales para proyectar un futuro..en este caso laboral.
    La actitud tal como lo expresas es muy importante en el logro de los sueños ..seguro vos tenes un camino hacia la felicidad y el exito ¡! Suerte y siempre ADELANTE¡!

Responder a Irene Graffi Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

post